Loading...

11.10.11

PUEDEN HABLAR TODO LO QUE QUIERAN PORQUE EL ASUNTO ES QUIEN PAGA DESPUES LAS CUENTAS



Alrededor de sesenta (60) muertes diarias que no son tales porque tampoco las registran y las tratan con indiferencia; ayer, en la salida de un boliche de San Rafael, con gráciles damitas portando ases de basto y repartiendo como si fuera cumpleaños; un fin de semana largo malogrado por el mal tiempo y apenas 2,3 millones de turistas; bataholas al por mayor a las salidas mañaneras de bailantas, milongas, incluso fiestas familiares, sin otro motivo que descargar la ira de una frustración recóndita, mejor ni hablar si entran a tallar manoplas, estiletes y cada vez más, armas de puño; un pedo discursivo al que sólo le falta fundar otro país para que haya más gente que lo disfrute no termina de encastrar en extravagancias tilingas como 100 mil dólares en zapatos, pagar 17 mil dólares la suite en el hotel parisino, chartear el Bombardier a medio millón de rupias para ir a Seúl, porque es el que usa Bill Gates, y que la tropa de ministros, secretarios y demás vayan en aviones de línea, collares de perlas, relojes de más de 40 mil dólares, una euforia instalada por decreto de necesidad y urgencia muestra algunas desprolijidades que con un poco de humildad, esa mercancía tan escasa, inversamente proporcional a los descubridores de la historia, los lleva a diario a cambiar unos dólares cagones recortados de sueldos cagones y a una evasión mensual de 3 mil millones de dólares porque no se puede invertir entre pungas. ¿El argentno medio todavía no escarmentó y cree que esta sí es la buena, la vencida, que los chinos no lo van a contratar a Cormillot y podemos terminar pastoreando soja? Si en Europa no pasa más o menos lo mismo de nuestros sensibles y creativos científicos sociales no podemos esperar nada, pero a poco de mirar con atención, de raspar un poquito, no hay contento, hay bronca mal disimulada, mufa a desplazarse contra otro porque en el fondo sabemos que nos hicieron otra vez el cuento y que compramos el mismo buzón, sólo que ahora viene con iPhone y Wi Fi. No se necesita ser economista, todo lo contrario, habría que deportarlos, para darse cuenta que la gente pobre paga más cara la luz y el gas subvencionados para que los hinchapelotas de la clase media para arriba que son los que cuentan para la gobernabilidad se queden tranquilos y rejunten ahora para llevar a broncearse el estrés a la costa, mantenerse a pizza y dormir estibados en un monoambiente para no entrar en detalles y aclarar que es un ambiente en donde hasta un primate se negaría a habitar.
Estamos a escasa semana y media donde el tedioso trámite de votar ya tiene el resultado cantado y no van a ser pocos los que descorchen si la abogada de Ringuelet, número puesto en la tevé de todos los atardeceres, medalla de oro en todos los informes oficiales, con su claque de aplaudidores, se han convertido a sí mismos y si tuvieran un poquito de tiempo, a las estatuas, plazas, calles y demás que van a llevar el nombre de EL, ya le estarían agregando alguna montañita, un laguito, por qué no un río, cualquier accidente geográfico con el nombre de ELLA. Más allá de sarcasmos baratos e ironías de circo de pueblo, el mecanismo de autoengaño sólo puede ser comparable a la conducta delatora de manotear todo lo que haya a mano porque les queda un resquicio en el fondo del alma que les sigue diciendo que no es cierto. 
Ojalá el 23 de octubre saque el 80% e inaugure frente a los respectivos micrófonos una retahíla de mohines que apuntan a convencer que es un alma modesta y buena en lo esencial. Esta gigantesca mentira que está vigente  y que quieren reducir a una confrontación a muerte entre Modelos, quizás Proyectos o en una de esas Futuros tan disímiles, más bien bélicos, despreciativos, perdonavidas, les hacen olvidar que el mismo Perón fue 1946-52 y después se fue a la mierda en una cañonera paraguaya desvencijada que casi lo tira al agua por la sudestada. Con un poquito más de poder férreo los chicos del Proceso del pedo etílico del Mundial se quisieron pasar al trienio de la Plata Dulce y después ganarse aunque sea un busco de acrílico, a lo Mostaza Merlo en Malvinas, y lo último es la Segunda Década infame de la que formaron partes y siguen cobrando regalías y están aliados, como abrazados a un rencor, con toda la desvergüenza y la tupé de cuando el Chango de Anillaco, a poco de iniciar este rutilante camino histórico, con el abono a la impunidad que tiene lo calificó de marxista-leninista al pingüino, tratando de asustar a alguna señora gorda que puede haber sobrevivido.





A poco que uno trate de aislarse del batifondo, de las inauguraciones varias de todo tipo, el panorama es desolador y tendría que ser preocupante si no fuera materia en manos de tilingos que aspiran a ser una nueva clase social en el Capitalismo Bisagra que han craneado y lo primero es un saqueo a dos manos cosa de ir acopiando fondos por si el león resulta no feo, pero sí algo parecido al león de la selva en serio y no el de la Metro que se jubiló y tampoco le dieron el 82%. El atropello a un Poder Judicial que para lo único que sirve es para dar vergüenza, cobrar sueldos suculentos, ser obedientes y no pagar impuestos a las ganancias se compensa con el paisaje auspicioso que dejó el tsunami en el Congreso, a un paso de tener minibloques de medio legislador y creer que legislar es presentar cantidades enormes de proyectos al pedo, inviables, o en el mejor de los casos, si alguno pasa, dormir el sueño de los justos que tienen las leyes en la Argentina.
Para colmo tratar de hacer inventarios de este tipo en un país que empezando por la titular del Poder Ejecutivo tienen una escafandra tapizada interiormente con espejitos y contemplarse lo lindo que son los galvaniza. Lo que verdaderamente espeluzna es releer a Martínez Estrada en La cabeza de Goliat y constatar por enésima vez la naturaleza esencialmente clánica, el factor esencialmente aglutinante son los enemigos, no las cosas en común con los supuestos amigos.
Están jodidos los que a esta altura esperan un vaticinio apocalíptico. No les va a ir Mal. Pero tampoco Bien. Les va a ir. Las leyes de la historia les cabe al morocho Obama, a Sarkozy, al Bunga Bunga Berlusconi, al Pepe Mujica y su perrita renga, y también a la Dilma y ese físico vehemente de luchador de zumo. Van a terminar licitando el yeso de la Quebrada de Humahuaca, que es el algo que se le escapó de casualidad al Necesario riojano, con la cagada que tuvo cuando se le voló Río Tercero, pero ahora lo absolvieron y después serán otros los que absolverán a estos, si es que queda algo.