Loading...

17.9.05

NI EN DOPE

Si sos un tipo feliz, sin temores y sin miedos,
no se te ocurra jamás dejarte hacer un chequeo,
porque te vas a enterar, sin siquiera suponerlo,
que estás en las diez de últimas aunque te cueste creerlo.
Seguro van a decirte que te sobran triglicéridos,
lo mesmo que fosfolípidos sin colesterol del bueno,
y que por los ateromas que ellos te van produciendo
ya tenés la cañería tapada de medio a medio,
que eso preanuncia un infarto, que todo es cuestión de tiempo...

También te puede ocurrir que te encuentren un bloqueo,
una elongación de aorta que no augura nada bueno;
taquicardia sinusal que habrá que parar a tiempo
o una isquemia de cuidado en el ventrículo izquierdo.

Son enormes las variantes del informe del chequeo,
todo es cuestión del color del cristal de tu galeno:
inflamación en el colon, irritación en el recto,
que el intestino delgado no absorbe los alimentos,
exceso de fosfatasas o carencia de anticuerpos;
que puedas tener mareos por culpa del oído medio,
enfisema pulmonar, úlcera en el duodeno, insuficiencia renal,
cálculos en el colédoco, y hasta te pueden decir
aunque no entiendas ni medio, que "hay una falla
en el ácido desoxirribonucleico".

Y aunque te sientas fenómeno y así le insistas al médico,
lo tendrás que aceptar todo porque lo dice el chequeo.
Lo que más te va a asombrar -aunque en esto seas lego-
es la gran similitud de todos los tratamientos,
excluyendo, por supuesto, el tema medicamentos:
siempre una dieta hiposódica, andar kilómetro y medio,
nada de carnes rojas ni embutidos y ni quesos;
sí pescado -bien hervido-, y pollo, pero sin cuero...

Tendrás que decirle adiós a tus grandes compañeros:
el whisky y el cigarrillo, y hasta al cafecito negro.
Si no a vos, que antes del chequeo, casi te creías Tarzán,
poco menos que un pendejo, te digan
que estás pa'l jonca si no lo tomás en serio...

Por eso, querido amigo, aconsejarte me atrevo:
si sos un tipo feliz, sin temores y sin miedos,
¡no se te ocurra jamás dejarte hacer un chequeo!

[N. del E.] Como no podía ser de otra forma, quién si no la Licenciada Corina, que tiene una batata 466 con un Winmódem a pedal, acceso gratis a Internet y siempre recibe lo que nosotros no encontamos ni pagando. ¡Gracias, Cori!