Loading...

5.6.10

¡ALLA VAN! ¡NO AGACHARSE!





Justo cuando el país de origen se encuentra remecido por una crisis institucional, debido a que el zulú le sacó tarjeta roja a una de sus tres esposas oficiales al encontrarla con un guardaespalda que no cumplía con sus funciones, esto es, confundirse con la polisemia del verbo guardar y dónde exactamente la espalda, partió hoy de Ezeiza el primer contingente de Hinchadas Unidas Argentinas, una ONG que no es K pero lo parece, y que completarán unos 300 en total con los 22 que ya están allá pero que pertenecen al grupo de elite que comandan el DT oficial y el manager de selecciones, léase El 10 y El Narigón.

No fue bien tocar tierra que los morochos metieron en chirona a 10 de la selecta visita, a media docena ahí nomás con una estampilla de expreso sin aviso de recibo en el tugets de vuelta para el Mar de Solís y en la ciudad, el amistoso Nigeria-Corea del Norte no terminaba por una estampida entre la concurrencia y las primeras noticias daban un muerto seguro, tres posibles y un panorama poco auspicioso para algo tan esperado en la tierra del gran Nelson Mandela.

Todo esto, claro, en medio de la guerra matrimonial entre el PE de dos plazas y el multimedio que con su siempre refinada política escandalosa, no de ahora, tiene miedo que los dos grupos se enfrenten y qué va a decir la gente. Sobre los dirigentes obreros, intendentes que fueron candidatos testimoniales y sus respectivas familias que también se harán presentes, aunque por afuera, ni mu. Menos que menos de dónde salen los fondos para tan merecido descanso en medio de los ajetreos de servir a la patria.
La valentía sin par de nuestro periodismo ha puesto a la luz que uno de los viajeros, de la cúpula canalla rosarina, como tiene pendiente un proceso por homicidio, el fiscal le dio permiso porque va con su grupo familiar y cuenta con unos tres millones de dólares de patrimonio personal como para poner de aval dos últimos modelos importados. El hombre es propietario de una agencia de remises en la ex Chicago argentino. También que de las 500 plazas prometidas inicialmente en forma extraoficial por el gobierno algunos recortes las dejaron en 150, hubo broncas y al final no llegan a 200. El resto de los fondos se complementó del bolsillo propio de dirigentes, jugadores y sponsors.
Todo anónimo, por supuesto, porque no tiene nombre. Y en medio del discurso oficial del inefable, donde todo le hace recordar al 86, así que si el presagio se da otra vez la copa en el balcón de la Rosada y Los Muchachos saludando a la multitud con la Cristina, que se prende en todas. Ahora lo que no se aclara, por prematuro, es si en el avión de vuelta van a venir cantando lo mismo que cuando regresaban triunfales con la selección del Narigón y se acordaban de manera no muy académica de la Sección Deportes del multimedio que había apostado hasta el último poroto por el Flaco Menotti.
Del lado de los de Magnetto, la posición es más incómoda que recular en chancletas. Porque chovinistas paquetes como son no se pueden tirar contra la celestiblanca, así que quieren que salgan campeones, cómo no, pero que los barras por lo menos se bañen o se queden hasta 7º grado en el país de Nelson Mandela, con majestuosos estadios a estrenarse y arrastrar la triste marca de ser el país con más alto grado de contaminados con SIDA. El alojamiento va a ser en una escuela y los nativos, ni lerdos ni perezosos, han guardado cuanta tiza y borrador vieron por ahí. Desconfían porque son de otra raza. La Federal y La Maldita mandan sus hombres especializados para darle una mano a sus colegas y fue llegar y declarar que por lo menos de los que iban en el avión no conocían a ninguno. Unas cuantas fotos, de no hace mucho, los muestran de amable plática.