Loading...

5.8.05

DEMANDA LABORAL

Un hombre se presenta en una oficina de empleo y pide que le den un trabajo. La oficinista le pregunta qué es lo que sabe hacer y el hombre contesta:

-Llevo venticinco años sin trabajar, y la verdad es que me da lo mismo cualquier oficio.

-Bien, bien, tengo aquí uno de albañil.

El hombre dice:

-Hmmm... Cargar peso, llevar la carretilla, sudar. Mire, ya le dije que llevo venticinco años sin trabajar, ¿No tiene algo más relajado?

-La verdad, tengo aquí una vacante de camarero, ¿Le interesa?

-Hmmm... Servir bebidas y no probarlas, lavar vasos, barrer, mover sillas, cargar cajas. Y, este, ¿algo un poquito más tranqui?

-Bueno, tengo algo de oficinista.

-Hmmm... Estar sentado ocho horas, dolor de riñones, arruinarse la vista con la computadora, papelones. ¿Alguna otra opción?

A lo cual la chica, ya totalmente podrida, le contesta con tonito sarcástico:

-Sí, hay uno con viajes y sexo.

-Hmmmmm, suena bien, me interesa, a ver.

-Perfecto, es muy simple: ¡cruce esa puerta y váyase bien a la concha de la lora.