Loading...

22.10.10

"HACE MUCHO QUE NECESITABAN UN MUERTO Y AHORA LO TIENEN"

Mariano Ferreyra, 23, militante trotzkista, del sur del GBA, asesinado por la Oligarquía Sindical.



Cuesta creerlo que lo haya dicho. Pero la beligerancia que se viene advirtiendo, la guerra de los Malos contra los Peores, sigue socavando. Ni siquiera dio el pésame, menos mandar una flor, recibió a Hebe de Bonafini que le fue a llevar a la Rosada una nota de repudio cuando la plaza ya estaba llena, aprovechó para tildarlo a Duhalde de turro e hijo de puta, y después le ordenó al ministro Tomada que se aupara sobre el descontento y tomara de un plumazo a todos los tercerizados despedidos que venían hace meses reclamando con los socios de la benemérita militante de la Juventud Maravillosa, de la mártir de los derechos humanos que siguiendo las línea panquequista del finado Galimba se ha aliado a Moyano y la Juventud Sindical, los que por orden del General los echaron de esa misma plaza.
La Argentina actual es un magma. Sin ningún escrúpulo ético acusaron a los tercerizados de estar negociando la información, las fotos y los videos a cambio de la reincorporación cuando ni ellos ni el activismo de izquierda que los apoyaba anteayer en el frustrado corte de vías y que después recibieron como tarro en una emboscada, tenían cámaras de ningún tipo. Es infame. Pero al kirchnerismo se le ha imantado la brújula ética.
En la vereda de enfrente las cosas no andan mejor. Todo lo contrario. Los canales de cable TN, 24 Horas, 26, Crónica TV y C5N se convirtieron en tribuna de agitación a favor del Partido Obrero y los precarizados. Otro tanto Clarín y La Nación. El diario de los Mitre y Claudio Escribano no tuvo tapujos en meter 70 mil personas en la protesta por el asesinato de un muchacho modelo cuando no había ni diez mil, pero ayer cuando la izquierda atomizada y los progres anti K reventaron la plaza con por lo menos 50 mil, pusieron 25 y cerramos trato. Ya no importa nada. Rige la lógica de la guerra. Para los que tenemos memoria es el climita del 55, el del 66 y del 75-76. Lo que pasa es que ahora no da ni para golpe. Hablan de la desestabilización y la mediática todo terreno, a toda hora frente a un micrófono y una cámara, con un tonito materno fraternal tipo la Tía Valentina, se acosa, se castiga, quiere ser buena pero la desestabilizan.
Ya es un camino sin retorno. La vida por una candidatura. A manotear que se acaban las masitas. La ley del arrebato, en la que son maestras y precursoras las barras bravas que institucionalizaron los peronistas venidos en neoliberales a fines de los '50 y ahora los dedos apuntan justamente a un barra de Banfield que trabaja en los talleres de Remedios de Escalada. Encima, la Burocracia Sindical a la que ataca una izquierda que históricamente siempre le atrasó el reloj en el país, porque ya hace rato que es una Oligarquía Sindical si pensamos solamente en personajes como el finado Triaca y ahora Moyano, ha llegado a un grado de corrupción no solamente con la Mafia de los Medicamentos sino que no tiene nada que envidiarle a lo más podrido del sindicalismo mexicano y colombiano montando sellitos tipo cooperativas y convertirse en patronales al sol, por ejemplo, de los tercerizados, y cobrar por derecha y por izquierda. Si se afina el oído es lo que con total falta de modestia se arroga la abogada platense, que viene batiendo récords que solamente ella ve, y montando el modelito del Capitalismo Bisagra, con la reformulación de la dichosa fórmula peronista del fifty fifty para el Capital y para el Trabajo, en los hechos reales es el 35% para cada lado porque ellos por mediar le cobrarían el 15% a cada uno.
A mediodía, en el cementerio de Avellaneda, enterraron al joven Mariano Ferreyra. La familia dispuso un velatorio íntimo y la militancia disciplinadamente acató, esperando el féretro en la puerta del cementerio. Eran un puñadito. El veterano Jorge Altamira tenía espumarajos verdes en la boca porque se ve que a pesar de la edad, la veteranía y todas las que ha pasado no se acostumbra del todo a las virtualidades de los tuiteros, los blogueros y las operetas mediáticas para enmierdar a Duhalde o a quien sea. No se distingue nada. Es inconcebible que su excelencia, que se frota felinamente en su heroica y persistente militancia en la JP, ahora salga con que no se puede manifestar con palos y piedras, menos con bufosos. ¿Y el Canca Gullo & Co. con qué salían a la calle? ¿Con ramitos de nomeolvides? ¿Y los doblepechuga de la Nueva Argentina de Vandor y la Juventud Sindical del Loro? Lo único que falta es que resucite Discépolo y les haga un juicio por plagio. El también era peronista y en su loa al caos moral, a querer instalar la venalidad como conducta, tal como le zampó Borges ya en el '30, era un experto en la materia porque la cantaba desde adentro y al punto que se ha arribado no se llega en cinco minutos. Es toda una historia. Ahora ha prometido no más impunidad y la reincorporación de los despedidos. A nadie debe extrañar si son otros trenes balas. Cualquier cosa, multiplican la fortuna varias veces y ya está.

Arranca la marcha desde Callao y Corrientes, poco después de las 17.