Loading...

15.10.10

LOS OTROS 33 MINEROS: THE SHOW MUST BEGUIN

El Súper Mario Sepúlveda comienza su show, regalando piedras con vetas de oro, el Berlusconi chileno sonríe pleno de felicidad y la Primera Dama, que va a recibir la piedra con la mayor cantidad del metal precioso, ríe feliz.
CUIDADO QUE SE VA LA TELE Y APAGAN LAS LUCES
La casualidad suele mandar mensajes cifrados cuyo contenido se revela una vez sucedidos los hechos. No habían pasado 24 horas que el mundo entero se había consternado con la proeza del rescate de los 33 mineros sepultados en el Norte Chico chileno, a 700 metros de profundidad durante 69 días, que una roca de una tonelada aniquiló a un colega y compatriota, Roberto Benítez Fernández, de 26 años, en el interior del yacimiento Botón de Oro en Petorca, Región de Valparaíso.
El hecho ocurrió a mil metros de profundidad, la mina es propiedad de un ex alcalde de la IIIª Región, prácticamente no tuvo difusión. A todo esto, la semana anterior, en otro similar murió otro trabajador en el yacimiento La Carlota, La Ligua, en un sitio que no tenía autorización legal para estar abierta. Para los cabuleros estos dos decesos suman otros 33 en lo que va del año. Ver informe. Los números son duros, encontrados, y el relax que ha quedado, producto del alivio de la tensión por el Operativo San Lorenzo va a sacar a la luz muchos entripados más. La advertencia que le hizo en cámara y escuchó el mundo, por parte del último en ascender, don Luis Urzúa, el jefe de turno, fue clara y rotunda: "Señor presidente, esto no tiene que ocurrir nunca más." Las declaraciones del primer rescatista, último en salir, Manuel González, perteneciente a la élite de la mina El Teniente, la mejor del mundo, a la altura de Rancagua, fueron lapidarias: "Cuando llegué no podía creer que se pudiera trabajar en esas condiciones."
Y eso que faltan los pirqueros, los cartoneros de la minería. Son cuentapropistas que se mandan a la montaña e ingresan en minas abandonadas a la buena de Dios. Trabajan al 50% de lo que encuentran con los dueños legales. En esos emplazamientos no que las condiciones de seguridad son precarias. NO HAY CONDICIONES DE SEGURIDAD Y CASI EL 15% DE LA PRODUCCION MINERA CHILENA TIENE ESE ORIGEN.
No hay que retacear elogios ni machacar en que costó 30 millones de dólares, que los dueños se borraron y que el privatista ultramontano al que de la vereda de enfrente ahora le dicen el Berlusconi chileno (es dueño del Colo Colo y de un canal de tevé, entre otras cosas) se ha llevado lo mejor de la torta, todo pagado con dinero estatal y hecho con cuadros formados por el Estado chileno durante años, con CODELCO a la cabeza, él que es feligrés de misa de 11 de la Religión Privatista. Lo de los 33 mineros de la San José fue una epopeya. Sin retaceos. Un libreto perfecto que ni el mejor guionista hubiera sido capaz de pergeñar. Pero lejos de mostrar que todo es así empieza a dejar en claro no sólo que no todo es así, sino que la mayor parte de las cosas no son de esta forma. Estos 33 que salieron a la superficie de la tierra tienen bajo sus pies, solamente este año, otros 33 compañeros que no verán nunca más la luz del sol. El Paraíso Monetarista chileno, exhibido como modelo por los babiecas y todo tipo de idiota útil del continente, empezando por la lacra de los progres, y también en otras partes tiene una trágica historia de explotación colonial. Para colmo, en las últimas dos décadas la Concertación Democrática se prestó a hacerle de personal de maestranza al neoliberalismo y los nominalmente socialistas Ricardo Lagos y Michelle Bachelet se retiraron con más del 70% de imagen positiva. ¿Positiva para quién? ¿Para el récord de contratos basura y la labilidad en ponerle luz verde a la San Esteban, dueña de la San José, como ocurrió apenas meses antes de terminar su gestión la pediatra con su padre militar muerto en el campo de torturas por su lealtad a Salvador Allende, ella misma víctima del cautiverio y la picana? Ricardo Lagos fue un férreo luchador contra la dictadura de El Chacal y durante su gestión, gracias a su canciller, la reaccionaria democristiana Soledad Alvear, votaron la violación de los derechos humanos en Cuba. Acá no se va a discutir si se los viola o no en la isla. Sería bueno que ellos dos y otros cuantos progres del mismo paño digan qué tipo de derechos se les viola desde siempre a estos mineros y a otros trabajadores chilenos. Después, que se hagan gárgaras con los cubanos, con los chinos, con los coreanos y los que quieran. Y que no se olviden que por algo son los mimados del Gran País del Norte y la Gran Albión. Ver más sobre tragedia en Petorca y el caso de la Ligua.